Fernando Hernández

Acerca de Nosotros

Nos mueve el interés por la literatura y la música, además de otros ámbitos culturales, artísticos o sociales.

Verónica Kolar

Predomina mi interés por la literatura. Julio Verne y Stevenson son mis primeras lecturas un poco conscientes. En el instituto recuerdo, entre otras, lecturas de Baroja, Unamuno, Delibes, y Galdós. Grandes, sin duda. Por mi cuenta comencé a leer a Kafka, Dostoievski, Borges o Cortázar, toda una sacudida, la verdad. En un curso de literatura Hispanoamericana, descubrí a Rulfo, Sábato y al enorme Onetti.  Después llegaron otros autores: Bernhard, Marsé, Ribeyro, Pessoa, Rhys, Lowry, Biedma, Valente, Vila-Matas… Unos libros llevan a otros: autores como Sebald, Modiano, Blecher, Joseph Roth, Natalia Ginzburg, Francisca Aguirre y cómo no, Piglia y Levrero o el francotirador Saer. Y ahí seguimos, desempolvando lecturas necesarias.

Por otra parte, la música, es otra de mis aficiones. En aquellos tiempos comprábamos en Discoplay. Nos juntábamos varios amigos para beneficiarnos del descuento progresivo. Recuerdo escuchar «In The land …» de Caravan y a Camel, Yes, BachSatie, Scriabin, Coltrane o Benny Carter; estudiando. También sonaban Leonard Cohen, Led ZeppelinLittle Feat, Jackson Browne … Luego sigues descubriendo nuevos intérpretes y grupos: Pearl Before Swine, Darius, Bob Theil, Art Pepper … Eran tiempos de enormes cantautores e innovadores: Pablo Guerrero, Hilario Camacho, Luis Pastor, Víctor Jara, Silvio Rodríguez, Sisa, Gualberto, Vainica Doble … Hoy se echan en falta en estos tiempos inciertos. Por último, ¡Cómo no recordar también, aquellas primerizas emisiones de Radio Tres y Radio Clásica!, que a día de hoy sigo escuchando. 

De todo ello, surgió mi anterior sitio que hoy presenta una renovada continuidad, además de una nueva autora: Verónica Kolar.

Fernando Hernández

Me gusta el cine, la música, la literatura, todos los géneros, la bici, la presencia del mar…

Coincido totalmente con lo que dice Antonio Gamoneda: «la poesía no es literatura. Contiene nuestros goces, nuestros sufrimientos, y esa relación con la existencia le da un carácter que va más allá de los géneros.» Tal vez por eso me gusta tanto.

Verónica Kolar

Ir arriba
Copy link