Tina Modotti

Un fuego que no muere

  • Assunta Adelaide Luigia Modotti Mondini, más conocida como Tina Modotti. (Údine:16/08/1896 – Ciudad de México:05/01/1942)

  Fotógrafa.

  Cámara: Graflex 3X4/ Leica


 
 
Puro es tu dulce nombre, pura es tu frágil vida:

abejas, sombras, fuego, nieve, silencio, espuma,

combinaron con acero, alambre y polen

para crear tu firme y delicado ser.
 
(Pablo Neruda)
 
 


 
Tina Modotti fue una fotógrafa, activista social, modelo, musa y membro de un círculo bohemio de artistas mexicanos famosos como los muralistas David Alfaros Siqueiros, Xavier Guerrero, Diego Rivera, Nahui Ollin, Frida Kahlo entre otros.


Según el fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo, la producción fotográfica de Tina tuvo 2 períodos que corresponden a 2 estilos distintos:
En el primero, período Romántico (1923-1926), sigue los pasos de su maestro el fotógrafo modernista Edward Weston: fotografía flores, elementos arquitectónicos, naturalezas muertas, objetos gráciles en general: es una fase abstracta, donde predominan preocupaciones formales y estéticas.


En el segundo período, Revolucionario (1926-1930) busca su propio camino, afirmando su interés hacia el humano («el rostro» y «las manos»): sus preocupaciones van a los temas sociales, el hombre de la calle-los pobres e indigentes- los indígenas y campesinos, los niños, la labor femenina. Las fotos de este período denuncian las desigualdades sociales, narran escenas de la vida rural, con algún tinte folclorista: en una fase marcadamente humanista, social y solidaria.


La vida de Tina tiene muchas facetas (para mencionar solamente algunas): viajera incansable, emigrante italiana de habla friulana, como Pasolini, políglota y traductora, militante revolucionaria, miembro del Socorro Rojo Internacional y de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil.

Vivió en México, Alemania (Berlín), Francia, Moscú, España. Su vida fue marcada por el conflicto entre arte y vida: «Mis problemas con la vida dificultan mis problemas con el arte. Y en esto sé perfectamente lo que me vas a responder: El arte no puede vivir sin la vida. Sí, lo admito, pero debería haber un equilibrio entre esos elementos, cuando en mi caso la vida está luchando por dominar, y el arte por consiguiente sufre. Ese problema de la vida y del arte es mi tragicomedia. Los esfuerzos que hago por dominar mi vida me hacen perder una energía que debería usar en mi entrega al arte.»(Carta de Modotti a Edward Weston/en julio de 1925).

Murió en 1942 a los 46 años de edad.
 

 

Activa la presentación seleccionando cualquier imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0:00
0:00
Ir arriba
Share via
Copy link